Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Comportamiento

Muchas son las personas que tienen o han tenido perros en su vida, y pocos los que se ha parado a atender su lenguaje corporal.

Este lenguaje lo trata plenamente Turid Rugaas en su libro, que recomiendo si te interesa este tema. En mi opinión, saber interpretar las señales de calma o lenguaje corporal de nuestro perro es fundamental, y si lo llevo al extremo, debería ser obligatorio asistir a una charla sobre este tema a la hora de censar tu perro en el ayuntamiento. ¿exagerado?, también lo es pasar un psicotécnico que no sirve para nada para poder tener un perro mal catalogado como PPP. Creo que saber como se comunica tu perro contigo y su entorno, solucionaría más de un conflicto en el paseo, y mejoraría la comunicación y la convivencia, entre nuestro perro y nosotros.

Las señales de calma hay que saberlas ver en cada contexto ya que no significan lo mismo en función del entorno y de la situación, por ejemplo, una situación de estrés no tiene nada que ver con saborear la comida a la hora de comer, hay gestos similares, pero en cada caso tienen significados diferente.

No voy a entrar en profundidad, solo quiero dar una pincelada a estas señales que creo que son importantes.

Hay momentos que nuestro perro está nervioso o pasando por un momento incomodo que le genera ansiedad y esta ansiedad se canaliza de diferentes maneras, en función de lo equilibrado o inseguro que sea nuestro perro. La palabra que escucharas muchas veces es “gestionar” ya que es muy importante como canaliza o gestiona nuestro perro cada momento del día, y de nosotros depende que emocionalmente, esas situaciones sean lo menos desagradable posible.

*Bostezo: Una señal que seguro habéis observado es el bostezo, y no hablo del bostezo matutino de sueño, si no ese bostezo que realizan cuando por ejemplo se acerca otro perro nervioso y que empieza a olerlo como si no hubiera un mañana, o cuando le pegáis la bronca por que ha hecho algo inadecuado (seguro que os ha pasado), esta señal transmite calma, es decir, te está diciendo” tranquilo no pasa nada no te aceleres”, y también puede significar que empiezas a ponerlo algo incómodo.

*Sacudirse: Esta señal típica de estrés, y se da mucho después de pasar una situación realmente mala o incomoda, es una forma quitarse de encima esos nervios. Es bueno que lo haga, ya que te da a entender que gestiona la situación, pero que le resulta emocionalmente intensa.

*Estirarse: Al igual que el bostezo te está diciendo tranquilo, seguro que lo has visto estirarse sin motivo aparente, tampoco hablamos de ese estiramiento matutino, estamos hablando de ese estiramiento que realiza sin que entiendas el por que, fíjate en una situación que le genere nervios pero que no son lo suficientemente intensos.

*Olisquear: Aunque lo hacen todos los perros, es muy común ver esta señal cuando hay varios perros juntos muy nerviosos y de repente se acerca uno que en vez de unirse a la juerga, se acerca y empieza a olisquear el suelo, el culo del otro perro…. Esto junto con el repertorio de estiramientos, bostezar…. Es una señal clara de calma, que también transmite paz en plan…” chicos bajemos las revoluciones”

*Relamerse el hocico: esto ya es mas serio y es una de las señales que tenemos que tener en cuenta cuando un perro incomoda a otro de forma testaruda, o cuando nos acercamos a un perro desconocido e intentamos ser graciosos con él y él lo que tiene es un miedo increíble. El relamerse viene precedido de la ley de los tres segundos que explicare más adelante. En ese momento que ves relamerse al perro sepárate de él o separa a tu perro del otro perro o persona, no significa que todas las situaciones acaben mal, pero seguramente te lleves un marcaje que no es lo mismo que un mordisco. Por internet ronda un video de una entrevista donde la presentadora se en lo que ella piensa que son caricias amables  y el perro después de varias señales como relamerse, ataca a la presentadora. Dejo aquí el enlace

*Erizado del lomo: Esta señal se aprecia muy bien en perros de pelo corto, y es algo más difícil verlo en lun perro con pelo largo, pero si te fijas se ve. Esta es una señal inequívoca de agresividad. Recuerda que la agresividad siempre es una consecuencia no es el problema en si.

*Giro de la cabeza: Esto es muy común, y haz la prueba, ¿Cuántas veces has intentado hacerle una foto a tu perro y te gira la cara? es una señal de incomodidad que según el contexto también significa tranquilo no te aceleres, como dije antes, hay que contextualizar las señales. Cuando nos encontramos un perro abandonado y se encuent

ra en la calle tumbado, y nos acercamos a él despacio, uno de los primeros gestos suele ser girar la cara (párate aquí) no avances por que se levantará i se moverá. Es muy habitual ver esta señal entre perros fíjate.

*El rabo: esta es muy típica y también lleva a confusión, pensamos que cuando nuestro perro mueve el rabo es por que está contento, y solo hay parte de cierto en esto, es rabo nos da el estado emocional de nuestro perro, cuando llegamos a casa evidentemente que está feliz, pero esta felicidad viene acompañada de una alta emoción. Cuando un perro se dispone a atacar su rabo y su pelo erizado son significativos de lo que se viene. El rabo bajo nos indica inseguridad, y entre las piernas dice miedo, que es la otra parte emocional, no olvidemos que el miedo también es peligroso y que una mala gestión de éste puede llevar en muchos casos a la agresividad.

Hay mas señales, pero con estas pocas pienso que son suficientes para dar unas pequeñas indicaciones, de como comunicarnos con nuestro perro. ¿si nosotros nos estiramos o bostezamos… nos entenderá nuestro perro? , Con toda seguridad, pero el no te va a contestar, lo importante es saber que incomoda a tu perro y que lo hace feliz, de manera que cuando pasees por la calle o por la montaña, cuando se acerque alguien con su perro,  o sin perro, podamos leer su lenguaje corporal para no hacerle pasar por una situación estresante que no pueda gestionar. Si tu perro es miedoso ponte en manos de un profesional, este estado emocional puede llevar a la agresividad, y es muy importante que tu perro no aprenda a solucionar problemas de esa forma, por que puedes verte en un serio problema.

Pregunta al acercarte a otro perro, no lo conoces, y no es por el miedo a que te muerda, pero desconocemos su estado emocional, y su dueño te indicará si puedes o no acercarte y de como has de hacerlo, ya que la gran mayoría de las veces nos acercamos de forma inadecuada tanto en velocidad como en las formas. Por cierto nunca te acerques con la mano por encima de su cabeza, agáchate  y acerca la mano con la palma hacia abajo y despacio y permite que te huela a partir de aquí, si él decide interactuar adelante, si no le molestes




.Disfruta de tu perro
Albert Beigbeder.

 
0

Sin categoría

Ya estamos en Febrero, en breve acabará el invierno y las temperaturas empiezarán a ascender, es en ese momento, cuando aparece la Procesionaria del Pino (Thaumetopoea pityocampa).
La procesionaria se extiende por los bosques del sur de Europa formando nidos blancos en forma de algodón de azúcar colonizando pinos, cedros y abetos. Donde más abunda este tipo de nidos es en los pinos, de ahí su nombre. Son orugas de color pardo cubiertas de pelos urticantes y que suelen avanzar en fila, como en procesión, es una plaga forestal difícil de erradicar y cada vez es más habitual encontrarlas en jardines, parques y calles de muchas urbanizaciones.

En los bosques, y en casos extremos, pueden llegar a matar arboles debilitándolos por la ingesta voraz de sus hojas (apículas), dando lugar a que éstos sean más sensibles a otros problemas, pero también son peligrosas para las personas y animales. Cuando empiezan a subir las temperaturas las orugas salen del nido y bajan por los troncos en fila, desfilando una detras de otra dibujando lineas casi perfectas y es en ese momento cuando  empieza el peligro.
En el sur de España aparecen entre Febrero y Marzo, mientras que en el norte suelen verse en Abril y Mayo. ¿De qué manera pueden ser peligrosas para nosotros y también para nuestro perro?. Los pelos urticantes llevan una toxina que se transporta fácilmente por el aire. Si respiramos o las tocamos, provocan irritaciones en piel, ojos y nariz por lo que es muy importante evitar el contacto con mucosas.

El problema más grave es cuando nuestro perro lame por donde han pasado las orugas o directamente intenta o logra engullir alguna.¡Alerta con cachorros! , que sabemos que para ellos  todo es comestible y un juguete. 

La consecuencia inmediata es una reacción alérgica aguda pudiendo ser severa o leve. En pocos minutos veremos inflamación de cara y /o lengua (puede haber dificultad para respirar), hipersalivación, lengua morada, decaimiento, fiebre, y al cabo de las horas puede haber necrosis(tejido muerto) de la zona afectada, muy frecuente en lengua, en cualquier caso, hay que acudir inmediatamente al veterinario para poner en tratamiento a nuestro perro.

¿Qué hacer si nuestro perro entra en contacto con una oruga?

En un primer momento intentar lavar el interior de la boca con agua caliente (cuidado con la temperatura).La toxina de los pelos urticantes se inactiva con el agua caliente no con agua fría ,el agua fria puede extender y agravar el problema,  y posteriormente acudir de inmediato al veterinario.

Si no estamos seguros de que haya habido contacto, pero sabemos que hay en la zona y vemos salivación intensa, se rasca excesivamente la cara, inflamación de cara , labios , morro… no dudes ni un minuto y acude rápidamente al veterinario, cuanto antes se traten los síntomas mejor será el pronóstico. 

Este es un problema que nos encontramos cada año un recordatorio no viene mal. Nuestros perros disfrutan en el bosque oliendolo todo y frotandose por todas partes, y es por ese motivo que tenemos que estar alerta para evitar daños irrebersibles. 

Eva Garcia Mas.
Veterinaria




0

Asociación

Hace unos años publicamos esta entrada en otro blog, pero pensamos que estas cosas siempre son importantes saber. Os dejamos la entrada con alguna modificación respecto a los GPS, ya que la tecnología ha mejorado mucho.  

«Hace algún tiempo que estamos soportando un virus que, poco a poco, se está apoderando de nuestra ciudades receptoras. Un virus al que, entre todos, tenemos que poner medio. Nos referimos al de los perros que se escapan de las casas de acogida o de los adoptantes cuando prácticamente están recién llegados.  

No pongo en duda en absoluto la  buena fe de estas personas o asociaciones que se dejan la piel. De aquellos que sufren este sinsentido en el corazón del desastre y que muy a menudo se ven desbordados; pero a veces, más que darle una solución, en algunos casos y cada vez con más frecuencia, lo que se  hace al final es trasladar el problema.

Son muchas las asociaciones que luchan prácticamente sin recursos para llevar a cabo un trabajo exquisito. Ya en el año 2014 se cifró el número de galgos abandonados en unos 50.000 al año. Otras asociaciones hablan de unas 600 adopciones anuales. Cogiendo los datos de la web de Galgos de la Mancha, hablamos de más de 500.000 galgos en manos de unos 190.00 galgueros federados. 

No doy estos datos para magnificar el tema sino porque cada vez que una asociación se mueve para salvar a uno de estos animales, tiene que hacer grandes esfuerzos económicos y humanos como para que después caigan en manos de personas que o bien no saben lo que es un perro con miedo, o bien se lo toman a la ligera y por lo tanto no prestan la debida atención a todas las advertencias y pautas que se les proporcionan.

Esto ocurre especialmente con galgos y podencos, y es importante que se sepa que después de un accidente de este tipo se pueden tardar semanas y hasta meses en recuperarlos, ya desde que se forma un grupo de rescate, pasando por la localización del perro y posterior rutina para poderlo rescatar, se invierte en toda una serie de recursos, tanto económicos como humanos, que son perfectamente evitables. 

 

Posteriormente podemos revaluar si el adoptante es apto o no, y retirarle el perro haciendo uso del contrato de adopción en el cual la cláusula que compete al bienestar del animal está por encima de todo.

Visto que alguno de los adoptantes dejan a la suerte la buenaventura del perro cuando lo sueltan, desde aquí voy a poner un poco de mi parte para intentar que, en la medida de lo posible, los rescates no sean tan largos y costosos.

La tecnología pone a nuestro alcance sistemas de localización vía GPS. Bien es cierto que estos sistemas en algunos casos trabajan bajo unas plataformas de pago, y que se han de abonar cuotas para mantener el servicio que rondan los 50 €/año, con una cobertura y ubicación a tiempo real que proporcionan información  instantánea a través de la aplicación de móvil gratuita a la cual va asociada.

Existen también en el mercado otros aparatos más económicos pero que no están muy logrados y son poco ergonómicos por lo que resultan incómodos para nuestros compañeros. Funcionan a través de una tarjeta SIM que puede ser de prepago (hay que tener cuidado con la caducidad de la misma), que funciona con una llamada de teléfono a la tarjeta y ésta nos devuelve a través de SMS un enlace de Google Maps con la ubicación en ese determinado momento. 

Quizá podamos pensar que estos primeros pueden resultar demasiado costosos, pero os aseguro que buscar, localizar, crear rutinas y rescatar un animal perdido es mucho más caro que cualquier equipo de estas características por no hablar de la posibilidad de perder a nuestro perro para siempre.

No hace falta decir que cuando tienes un perro miedoso, ya sea de la raza que sea, lo que prima es la seguridad: arnés antiescape adecuado y de calidad combinado con un collar martingale. Aconsejamos también  utilizar correas con mosquetones fuertes y, ante la duda, añadir mosquetones con rosca de seguridad de los que se usan en alpinismo y que se encuentran fácilmente en grandes superficies dedicadas a la venta de material deportivo. Tan importante como los elementos físicos de seguridad es coger la correa con firmeza, ya que su vida le va en ello. Por supuesto, las correas extensibles están absolutamente prohibidas, ya que en caso de dar un tirón el perro escuchará como la caja va golpeando el suelo lo que le asustará aún más hasta bloquearse, corriendo cada vez más rápido sin atender absolutamente a nada, con el riesgo que esto conlleva. Además, aconsejamos complementar la seguridad con un dispositivo GPS como el explicado en este artículo.

¿Parece exesivo?

No lo es. Haz la prueba.

Un último consejo, si tienes un perro con miedos de entrada no se te ocurra soltarlo nunca, por muy tranquilo que parezca, por muy bien que pasee, por muy obediente que sea en casa. 

Lamentarnos después ya no serviría de nada”.

Albert Beigbeder



3

Asociación

A pesar de que ya hicimos un video para finalizar el año, video que os dejo aquí, somos conscientes de que muchos no tenéis redes sociales por diversos motivos, y es por este motivo que os vamos a informar a través de otro canal de todas nuestras actividades.

El año que dejamos atrás 2019, nos planteamos retos que unos se cumplieron y otros no, al ser una asociación pequeña, cada paso que damos es un esfuerzo, pero el paso que damos no queremos retrocederlo después. Uno de los retos que nos propusimos era alcanzar los 300 Teamers e incluimos un hashtag #objetivo300 para enlazar todas nuestras publicaciones, ya que mantener tres equipos de rescate requiere un esfuerzo económico importante. Que decir que no llegamos a estos 300, nos quedamos en 255 sumando tan solo 35 teamers nuevos en 2019. Este año volvemos a lanzar este reto para conseguir ya no solo los 300 si no superarlos, y para esto es necesaria toda la ayuda posible.

0